Análisis de contenido: su presencia y uso en las Ciencias Sociales.

Por Prof. Luis Carlós - Prof. Daniel Telmo

Si bien el análisis de contenido implica aplicar una serie de reglas y procedimientos metódicos que es necesario considerar, parece conveniente responder primero a la pregunta que es análisis.

Desde el punto de vista de las ciencias naturales, analizar es identificar la composición de una substancia: implica el conocimiento interno de un todo, de sus componentes y de la interacción de ellos. Evidentemente, el análisis en el campo de las ciencias sociales no puede limitarse a la mera identificación o cuantificación de componentes, elementos o principios, sino que debe concebirse como una fundada descripción de los contenidos, y a la determinación lo mas exacta posible de sus características, sus principios y relaciones.

Lo último es de vital importancia, ya que la sola identificación de los componentes no puede develar sus relaciones, su bien es cierto que sus características nos dan una idea de las funciones y relaciones que podrían cumplir en la estructura, sin embargo, la interacción de los componentes nos devela la interacción de sus partes, es decir el dinamismo de una estructura.

Esto así expuesto nos da cuenta de que no podemos encausar el proceso a una mera cuantificación o cualificación tomando a estas como excluyentes una de la otra. El proceso de investigación en el ámbito social debe producir un conocimiento de la realidad social en el que ambas perspectivas son necesarias. La complejidad de las sociedades requiere de métodos de análisis que contemplen nuevos paradigmas en materia de investigación en el ámbito social.

Krippendorff se refiere a análisis de contenido como al "...conjunto de métodos y técnicas de investigación destinados a facilitar la descripción e interpretación sistemática de los componentes semánticos y formales de todo tipo de mensaje, y la formulación de inferencias válidas acerca de los datos reunidos..." (1)

El Análisis de Contenido, es aplicable a discursos, información, mensajes, textos, imágenes etc. y se puede optar por una modalidad de análisis cuali-cuantitativa

En lo que refiere a la modalidad de análisis cuantitativa, se refiere a distintos tipo de unidades de análisis para obtener una visión de conjunto o efectuar comparaciones o clasificaciones, para lo cual se recurre a elementos clasificatorios o cuantificables: generalmente, habrá de limitarse a aspectos formales y al contenido manifiesto (referidos a la extensión dedicada a un tema, tapa, peso, tamaño, etc.).

Cuando se requiere buscar mayores detalles relativos al contenido y aplicar variables e indicadores que pongan en evidencia un contenido latente, estamos ante una labor propiamente interpretativa y que cobra mayor importancia para nuestro trabajo: hablamos de un estudio cualitativo.

Las Unidades de Análisis

Recordando muy abreviadamente, que las unidades de análisis son los elementos sobre los que se focaliza el estudio, podemos distinguir tres tipos de unidades en el AC:

Variables e indicadores.

A continuación deben definirse las variables e indicadores que vamos a utilizar de acuerdo a las unidades de análisis presentadas y que cobran importancia a la hora del análisis e interpretación.

Para definir la noción de "variable" en Ciencias Sociales, recurrimos a Francis Korn (2), quien en un breve recorrido por el uso del término, nos dice:

"En realidad, el uso indiscriminado contribuyó a que perdiera su preciso significado original y se convirtiera en un sinónimo de "aspecto" o "dimensión". Lo que normalmente se llama "variable" en el discurso sociológico no significa otra cosa que un aspecto o dimensión de un objeto."

Las variables, alcanzamos a entender, son los elementos que sintetizan o abrevian conceptualmente los aspectos que se desean conocer acerca de las unidades de análisis, que cobran distinto valor y significado al interior de la posición teórica adoptada.

"En otros términos, el significado completo de la palabra "variable", tal como es usada en ciencias sociales, contiene no sólo la connotación de "aspecto" o "dimensión" de un fenómeno, sino también la propiedad de estos aspectos o dimensiones de asumir distintos valores." (3)

El conjunto de valores en que se divide una variable puede denominarse como "sistema de valores" o "sistema de categorías", que no son fijos para una variable dada. Normalmente, las proposiciones sociológicas se expresan en términos que se refieren a cualidades de objetos o relaciones entre ellos, tornándose necesario definir las variables teóricas contenidas en una hipótesis en términos de variables empíricas.

A éstas últimas se las llama indicadores, y la cantidad que se utilice para representar una variable dependerá en parte, de la complejidad conceptual de la misma y de los requerimientos para su validación. Algunas consideraciones de Lazarsfeld (4), contenidas en el texto de F. Korn, nos señalan que una de las propiedades de los indicadores son su intercambiabilidad punto importante para el proceso de validación

Finalmente, nos resta la interpretación de los datos obtenidos, proceso que implica un acuerdo entre las hipótesis planteadas inicialmente y del modo de tratamiento que demos a la información y que dan el sentido a nuestro trabajo.

Análisis de Contenido: las imágenes

La imagen a adquirido una trascendencia nunca vista hasta el presente. Y esto es así tal que podríamos hablar de una cultura de la imagen.

Desde los video clips, los canales de cable, los noticieros internacionales, los espectáculos deportivos, la publicidad y muchas otras actividades humanas, exigen suma pericia en el manejo de la imagen.

Colores, tamaños, movimiento, proporciones, formas, son conceptos que aparecen difusos ante el espectador que desconoce la técnica publicitaria y los métodos desplegados en las imágenes que están en la retina de sus ojos, pero que tienen un poderoso mensaje, un discurso que despliegan en segundos y penetra en la mente. El discurso iconográfico es un nuevo elemento que aparece acompañando al discurso escrito.

En el caso de los libros de texto, que a pesar de los nuevos medios de comunicación continúan siendo el principal medio de acceso al conocimiento escolar, presentan un espacio mucho mas amplio para este nuevo discurso.

El análisis de este discurso requiere que se tengan en cuentas las siguientes variables:

- Cantidad de imágenes.

- Tamaño.

- Colores.

- Secuencia lógica: Si están ordenadas o no siguiendo un orden lógico.

- Si están acompañadas de aclaraciones.

- Tipo de imágenes: Fotografías, esquemas, gráficos, etc.

En el caso de los manuales escolares tradicionales, las imágenes eran mas escasas y estaban estrechamente ligadas al discurso escrito, de manera que aparecían como tributarias de este, y no siempre guardaban relación la una con la otra, y cumplían la función de ilustración con una fuerte dependencia del discurso escrito.

Si bien es cierto el texto escrito sigue ocupando el lugar central en el libro cumpliendo las imágenes un papel subsidiario, también es cierto que ellas constituyen un discurso en sí mismas.

El texto escolar a llegado a ser el soporte de ese discurso y se hace necesario analizar que lugar ocupa en ese soporte.

Por un lado tenemos las variables arriba citadas que apuntan a conocer la estructura del discurso iconográfico, y por otro lado, siguiendo una perspectiva subjetivista de la realidad que concibe al lector como un sujeto activo que interpreta y construye el significado de ese discurso, entendemos que el mundo no es explicado por todos de la misma manera ya que varía la construcción que cada uno se halla hecho de el.

Afirmar que existe un discurso de la imagen, implica otorgarle a la imagen la calidad de un lenguaje que se estructura con características y códigos propios y que posee características que la habilitan para representar la realidad.

Así expuesto, las imágenes son susceptibles de interpretación y reconocerían dos fases de análisis:

El discurso iconográfico requiere lectura y análisis, no un análisis como el del lenguaje verbal, sino uno que contemple sus códigos específicos.

El análisis de contenido aparece como una técnica confiable que permite obtener significados de materiales desplegados en un soporte específico, en este caso el libro de texto, ofreciendo un modo de procesar la información y categorizarla en datos analizables.

El análisis de contenido se encuentra en un punto medio entre técnicas cuantitativas y técnicas cualitativas lo que se hace evidente al considerar las cuatro características fundamentales que esta técnica presenta, que son:

Krippendorf (5) ve al análisis de contenido como una técnica adecuada para el análisis social. El análisis de contenido aparece como una técnica adecuada en el campo e las investigaciones sociales cuando la investigación tiene por objetivo el análisis de símbolos, significados y mensajes, las funciones que estos tienen en el ámbito en que se encuentran, y sus efectos.

El citado autor reconoce respecto al mensaje, que nunca hay un solo significado, y que no es necesaria la coincidencia de los significados.

Para Krippendorf, la técnica el análisis de contenido tiene una triple finalidad:

De manera que el análisis de contenido se presenta como una técnica versátil que permite la aplicación en diferentes campos como es el campo de investigación social, y también como una técnica equilibrada, ya que se sitúa en un punto intermedio entre las técnicas cualitativas y cuantitativas.

 

 CITAS BIBLIOGRÁFICAS

(1) Krippendorf, K.: Metodología de análisis de contenido. Teoría y práctica, Barcelona, Piados, 1.990.

(2) Korn, Francis: El significado del término "variable" en sociología. Edic. Nueva Visión, Bs. As. 1969.

(3) Ibidem

(4) Lazarsfeld, en Korn, F. : Op. Cit

(5) Krippendorf K.: Op.Cit

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Briones, Guillermo: Métodos y técnicas de investigación en Ciencias Sociales Trillas, México, 1982.

Errandonea, Alfredo: Metodología cualitativa versus metodología cuantitativa, Cuaderno Nro. 35, Montevideo.

Korn, Francis: El significado del término "variable" en sociología. Edic. Nueva Visión, Bs. As. 1969.

Krippendorf, K: Metodología de análisis de contenido. Teoría y práctica, Barcelona, Piados, 1.990.

Schanzer, Rosanna: "Paradigmas de los enfoques cuantitativo y cualitativo en investigación social: la combinación de información cualitativa y cuantitativa", Papeles de investigación Nº 3, 1999.

Vasilachis de Gialdino, Irene: Métodos cualitativos I, CEAL, Bs. As. , 1993